Sobre esterilización y responsabilidad

Desde nuestra experiencia y conocimientos, queremos expresar nuestra preocupación por un tema sobre el que, en nuestro país desgraciadamente, estamos totalmente desactualizados, y por ello, a años luz de proporcionar soluciones a nuestro alcance. Por lo que hemos podido comprobar, en la mayoría de los casos los propietarios de mascotas están poco informados o lo están erróneamente.

Existen conceptos equivocados y totalmente humanizados sobre la sexualidad y reproducción de nuestros amigos caninos.

La esterilización de nuestros amigos caninos de compañía es una solución eficaz, de la que se obtienen grandes beneficios en muchos aspectos para nuestra mascota. Desgraciadamente se infravalora y desprecia en muchas ocasiones por las falsas ideas o nulas hacia ésta, y nuestra tendencia a humanizar todo lo que nos rodea.

La esterilización en la perra tiene una duración aproximada de 20 a 45 minutos y las perras se recuperan rápidamente del procedimiento. Se recomienda realizar esta cirugía a partir de los 2 meses de edad y de preferencia antes del primer celo, pero se puede llevar a cabo en cualquier momento, con excepción de durante el celo.

La esterilización en el macho es poco invasiva y los pacientes se recuperan rápidamente, siendo la duración del procedimiento de 15 a 25 minutos. Esta cirugía se puede realizar a partir de los 2 meses de edad y en cualquier momento de la vida del animal, aunque es recomendable hacerlo antes de los 4 ó 5 años de edad.

Respecto a la salud de nuestra mascota:
Contrariamente a lo que piensa la mayoría de las personas, no es cierto que los perros  necesiten reproducirse al menos una vez; no existe ninguna consecuencia nociva para la salud de él al no procrear. Debemos aclarar que esto incluye todos los aspectos de salud (emocional, física y hormonal). Los perros no necesitan tener progenie para mantenerse sanos. Su sexualidad es distinta a la del humano y está totalmente dictada por las hormonas, por lo que no presentarán emociones como la frustración o el deseo de tener hijos a un nivel consciente.

Sin embargo, sí existen razones de peso al considerar la salud de nuestro animal de compañía para optar por la esterilización:

En cuanto a las hembras, se obtienen beneficios en:

- Disminución de la presentación de cáncer de mama. Las hembras tienen un 78% de posibilidades de contraer tumores de mamas y de ese 78% tiene un 50% de posibilidades de que sea maligno, con la castración la disminución es la siguiente,  25% en perras esterilizadas después del cuarto celo y 0.05% en las perras esterilizadas antes del primer celo. 1 de cada 4 perras no esterilizadas desarrolla cáncer de glándula mamaria, que puede resultar en la muerte del animal.

- Previene la presentación de piometra o infección uterina, ya que alrededor del 80ª% presentarán esta infección a lo largo de su vida y es totalmente prevenible al realizar la esterilización. Esta infección se presenta sin importar si la perra ha sido cruzada alguna vez, nunca, o varias veces. Es debido a  la presencia de hormonas relacionadas con el ciclo sexual de la perra no esterilizada, cada celo que pasa incrementa el riesgo. El uso de inyecciones hormonales para evitar el celo no es una solución, Conlleva efectos secundarios muy graves como el desarrollo a su vez de piometra, diabetes, tumores mamarios o enfermedades de la vesicular biliares.

El costo de tratar enfermedades como la piometra o el cáncer de glándula mamaria es mucho mayor que el de realizar una esterilización. Realizar este tipo de cirugía en una perra antes del primer celo tiene la ventaja de la rápida recuperación de nuestra perra, por su corta edad, y también tiene un menor riesgo anestésico que en el caso de una hembra enferma o longeva.

En los machos existen los siguientes beneficios:

- Evita la presentación de enfermedades de la próstata como infecciones, inflamaciones, abscesos, quistes y cáncer, que afectan a los perros después de los 4 ó 5 años de edad. Estas enfermedades requieren de tratamientos prolongados que pueden incluir costosas cirugías y de la castración como parte del tratamiento.

 (J. Cabrera, A. Benítez. Clínica Veterinaria de Pequeños Animales (Avepa) Vol. 20, n 3, 2000.)

- Previene la presentación de tumores de la región perineal, tumores testiculares y hernias perineales.

 - Previene la constante cruza del macho que sale a la calle y el adquirir enfermedades de trasmisión sexual que pueden ser mortales.

*Según publica el «American Journal of Veterinarian Research» (Revista Americana de Investigación Veterinaria), la longevidad de un animal castrado aumenta, en machos un 24%. En las hembras aumenta un 20%.

En cuanto al aumento de peso
Otra información confusa es la creencia del aumento de peso. La causa de esto suele ser un exceso en la alimentación y falta de actividad,  No engordan con sólo ser esterilizados. La esterilización sí produce una ligera disminución en la tasa metabólica, causando un decremento en las necesidades energéticas y calóricas del perro, por lo que se les debe disminuir un 25% la cantidad de alimento que consumen diariamente. El cuerpo de nuestra mascota no sufrirá  ningún cambio.

En cuanto al comportamiento

Los perros no se ven afectados negativamente por la esterilización, no cambian su carácter, no se vuelven “tontos” ni dejan de ser vitales. La personalidad base de un perro se forma más por su ambiente y sus genes que por sus hormonas sexuales, por lo que la esterilización no cambiará la personalidad de tu perro, no lo hará perezoso ni afectará a su instinto natural de proteger su familia.

Algunos machos con problemas de agresividad pueden mejorar, ya que ésta puede estar relacionada con altos niveles de testosterona. También podrá verse disminuido el comportamiento de búsqueda de hembras y podrá prevenirse hasta cierto grado el que el perro intente salir de la casa en búsqueda de una hembra en celo, con todos los riesgos que esto representa. Las hembras esterilizadas no entran en celo y por lo tanto no presentan sangrado por la vulva, tampoco presentan cambios de comportamiento que acompañan al celo en la perra.

En cuanto al estado emocional
No es cierto que el animal necesite tener una camada para completar su ciclo vital, puesto que no existe una relación consciente con la reproducción como parte necesaria de su bienestar emocional.

Un perro no se sentirá menos “hombre” o menos “mujer” tras ser esterilizado. No sufrirá una crisis de identidad o llorará la pérdida de su capacidad reproductiva. El perro simplemente tendrá una necesidad menos que satisfacer.

Los perros no sufren por haber perdido su capacidad de reproducirse. Se reproducen con el único fin de asegurar la supervivencia de su especie. No crían a un cachorro para toda la vida. No sueñan con el futuro de sus cachorros o nietos.  No los humanices. Procura su bienestar.

Cuestión de responsabilidad

Esta falta de información conlleva a la sobrepoblación, y esto a que exista un exceso de animales no deseados, que terminan en demasiadas ocasiones con  su vida en la calle, refugios o trágicamente falleciendo en las carreteras o pinares.

Cuando decidimos reproducir a un perro  tenemos que pensar que no solamente nacerán 1 ó 2 cachorros.

La mayoría de las personas que cruzan a sus perras tienen buenas intenciones para los cachorros y expectativas sinceras de acomodarlos pero, desafortunadamente, no es tan fácil y acaba muchas veces trágicamente al cabo de un tiempo cuando los cachorros dejan de ser adorables. Tú podrías encontrar un buen hogar para los cachorros de tu mascota. Pero sólo puedes controlar las decisiones a tomar con respecto a tu propia mascota, no las decisiones que toman los demás con respecto a las suyas. ¿Y los cachorros de tu mascota, o los cachorros de tus cachorros?

Se responsable, en tu mano esta evitar todas las enfermedades y problemas sociales que se presentan. No seas egoísta humanizando lo que crees que son sus necesidades caninas, piensa detenidamente que son las propias de tu especie, no de la suya. Esterilizando a tu amigo canino pones un grano de arena en los problemas sociales y haces lo mejor para tu mascota en cuanto enfermedades que han demostrado claramente su asociación hormonal.

(La importancia de la esterilización de la fauna urbana y su relación directa con la Salud Pública. Adriana Gaite, Fundamentos de la protección animal, 2012)
(Rev. Investig. vet. Perú v.22 n.4 Lima oct./dic. 2011)